el arte de vivir por encima del a b i s m o.

viernes

Lo peor (¿lo mejor?) es que ella se encuentra cómoda en esta indefinición. Me habla con toda confianza, con todo humor, creo que hasta con cariño. Tiene una visión muy personal y bastante irónica de cuanto la rodea. No le gusta oír chismes acerca de la oficina, pero los tiene a todos bien catalogados. A veces, en el café, mira a su alrededor, y deja caer un comentario certero, puntual, inmejorable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario